sábado, 17 de octubre de 2015

Subsuelo y Dormitorio

Esta mañana, al llegar a la granja, decidimos hacer una inesperada mudanza.


Con la ayuda del tractor de Craig, trasladamos los 2 wagons unos cien metros más al fondo, delante del galpón de los rollos de fardos de forraje  que nos protegería un poco más del viento, a la vez que dejaríamos de “invadir” el jardín de los vecinos con nuestras cosas, que día a día se multiplican como los escombros en una obra.

Y sí! de alguna manera estamos construyendo nuestro hábitat y el de las mulas, por no decir nuestro futuro! Ja!