jueves, 8 de octubre de 2015

Homenaje


Ayer fuimos a Rutherford, una población agraria a unos 300 km. de nuestra base, a comprar el cerco que necesitaremos todas las noches para armarle el corral a “las chicas”.
Allí nos encontramos con un pequeño museo viviente de carros de la familia del propietario del negocio.


Algunos en perfecto estado de conservación, con lujoso tapizado de pana, asientos en dos direcciones, y aún en uso!